La Tecnologia y Tu Hijo Parte 2

Aquí doy seguimiento de la primera publicación sobre el uso de la tecnología con tu hijo pequeño. Estamos inundados de la tecnología. Existen apps interminables en los teléfonos, y nuevas notificaciones de Facebook para averiguar. No hay mucha información todavia sobre los efectos de tanta tecnología en la salud emocional y físicamente, especialmente en los niños pequeños. En las investigaciones que he hecho, he encontrado algunos consejos para equilibrar el uso de la tecnología para que no se apodere de tu vida o la vida de tu pequeño.

La tecnología no es ni buena ni mala.

La tecnología tiene su lugar en el hogar. Hay quien dice que toda la tecnología es terrible mientras otros piensan que algunas horas (o muchas, muchas horas) no lleva ningun riesgo. Y claro algunos vendedores de apps que son muy furtivos quieren que creas que tu hijo puede aprender todo con los i-phones. No necesitamos evitar por completo la tecnología, solo necesitamos manejarla bien. ¿Cuánto es demasiado? ¿Dejo que mi hijo tenga acceso libre a todo que sus deditos pequeños pueden buscar en el YouTube?
Para niños menores de dos años, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda lo siguiente:

Para niños menores de 18 meses, usa el teléfono para conversar con familiares. Usarlo por otras razones, como entretener al bebé mientras cocinas no es recomendable.

No te preocupes! Voy a compartir más ideas sobre qué hacer cuando necesites entretener el bebe porque hay que duchar a menudo, ¿verdad?

Para niños de 18 meses a cinco años de edad, limite el tiempo de pantalla a una hora por día. Y asegúrete de que sea un tiempo de pantalla de alta calidad.

¿Qué se entiende por tiempo de pantalla de alta calidad? T.V. Shows como Sesame Street o PBS Kids son buenos canales para visitar. Los médicos recomiendan que los padres pasen tiempo viendo estos programas con los chiquitos para que les expliquen lo que están viendo y para que sea una actividad mas interactiva.

La tecnología no es buena o mala también significa que no la usamos como recompensa o como castigo. ¿Qué qué? Sí, eso es correcto. Diciéndole a tu hijo: “Si te portas bien aquí en la tienda, te dejaré ver una hora extra de t.v.” Casi nunca es efectivo en el momento de obtener un mejor comportamiento de tu hijo, pero también crea esta energía (lo sé, que término más académico, correcto, pero explicome mejor) sobre el teléfono o i-pad. En su libro, Como Hablar Para Que Los Niños Escuchen, Faber & King dicen que cuando algo (como la tecnologia) se torna en una recompensa o en un castigo, crea más deseo por ello. Ahora, si tu hijo hace algo como tirar el teléfono a su hermano, entonces sí, le quitas la tecnología (el teléfono) pero prohibir la tecnología durante un mes, por ejemplo, no hará que tu hijo pierda interés en tecnología. Ellos simplemente estarán bastante molestos por eso y luego tendrás que dar marcha atrás cuando des cuenta que la prohibición de un mes haya sido un poco extrema.

Cómo desactivar la tecnología

Cuando se acabe el tiempo de usar la pantalla, y hacer otra actividad, hay algunos consejos para facilitar estas transiciones.

  • Deles una advertencia de cinco minutos (y luego una advertencia de dos minutos si lo necesitan). Si tiene algo visual, como una alarma, eso es aún mejor.
  • Cante una canción de despedida a la tecnología y apáguela.
  • Si su hijo se enoja y llora, reconoce que es triste despedirse de una actividad. Está bien que se sientan tristes los hijos. No tienes que ceder y devolverle el teléfono. Solo hazles saber que escuchas que están tristes.
  • Una vez que tu hijo esté tranquilo, dale opciones de cuál será la próxima actividad, si es posible (por ejemplo, ¿Quieres jugar con los camiones ahora o quieres salir y correr?)

La experiencia enseña a los niños pequeños, no la tecnología

Los niños pequeños aprenden a través de la experiencia e interaccion con otras personas. Claro, hay algunas canciones divertidas en YouTube y algunos videos geniales en Sesame Street que pueden ser divertidos, pero el verdadero aprendizaje está en el intercambio de estas canciones con un padre.

Aqui hay otras ideas de como pueden limitar la tecnologia

  • Desactive el ruido de fondo. Jugando t.v. en el fondo está relacionado con peores resultados para el lenguaje y la cognición.
  • ¡Los libros son mejores para el aprendizaje que la tecnologia! Lean libros a menudo con tus hijos. Si a tu hijo no parece gustarle los libros, consulta mi última publicación sobre lectura de libros o visite Colorin Colorado para obtener algunas ideas sobre cómo darle vida a la lectura de su libro.
  • Usa la tecnología sabiamente Common Sense Media ofrece algunas ideas fantásticas sobre cómo usar la tecnología sabiamente y en español. ¡Suscríbete a las nuevas publicaciones a continuación y envía cualquier pregunta que puedas tener!

Tu Hijo Y La Tecnologia

Hola padres! Empecé por escribir este artículo para hablar sobre la importancia de establecer límites con tu hijo y el tiempo que pasa en frente de la pantalla. Cuando me senté y comencé a navegar por los artículos en el internet, me di cuenta de que antes de controlar el acceso de los niños a la tecnología, tenemos que controlar el nuestro. Estudios recientes informan que los niños sienten que sus padres están pasando demasiado tiempo frente a la pantalla y que no sienten que sus padres les estén prestando suficiente atención. ¡Ay! Esta publicación de blog no tiene la intención de avergonzar a ningún padre. Hay muchas cosas que tenemos que hacer durante el día usando el celular.  Nuestros días están llenos de quehaceres y las notificaciones nunca se detienen. Además, el uso excesivo de la tecnología puede ser una forma de lidiar con la ansiedad y la depresión. Definitivamente vale la pena examinar nuestros hábitos para ver por qué podríamos estar usando algo en exceso. Entonces, ¿qué pueden hacer los padres? Aquí hay algunas maneras de comenzar:

  • Siempre saluda a tu hijo, ya sea en la mañana antes de la escuela o cuando lleguen a casa, sin telefono en mano, con un abrazo, un beso y un “¡Te quiero!”
  • Encuentra 15-30 minutos cada día para jugar con juguetes o leer libros. Jugar con plastilina, muñecos, autos o hacer burbujas son excelentes formas de conectarte con tu hijo y desconectarte de la tecnología. ¡Este sitio web de TRUCE tiene algunas ideas geniales en español sobre cómo comenzar a jugar!
  • Guarda el celular fuera de las habitacones. Al final del día, cuando sea el momento de darles un beso de buenas noches a sus hijos, primero dejen los teléfonos en la sala de estar para recargarse, y lleva a tus hijos a sus dormitorios. Terminen la noche con tiempo juntos, sin distracciones. Al darle a tu hijo tiempo sin distracciones,  aumentarás su lenguaje y habilidades de pensamiento. ¡La tecnología podría dominar el mundo pero nunca hará que tu trabajo como padre sea irrelevante!

Suscríbete a continuación abajo donde dice ¨follow blog¨ para recibir notificaciones de nuevos articulos. Esté atento a mi próxima publicación donde discuto cómo manejar el uso del teléfono de tu hijo y qué actividades pueden hacer para no solo mantenerlos ocupadoss sino que para que aprendan también!

El Canto Es Un Encanto

La mayoría de nosotros, los adultos, nos olvida los recuerdos de la música en nuestra niñez y como nos cantaban los abuelos y los padres muchas veces al dia. Recuerdo que cuando era niña, mi abuela me cantaba rimas infantiles. No creo que mi abuela, ni nadie en mi familia de hecho, sea conocido por ser un cantante talentoso (disculpas a mis padres, hermanos y primos que puedan estar leyendo esto). A pesar de eso, me encantó cuando mi abuela cantaba para mí y mis hermanos. Me parece que la tecnología está tomando cada vez más el lugar de interacción social de los niños con los padres. Y hasta empezamos a creer que las canciones que los niños pequeños encuentran en YouTube son una sustitución superior a las voces a veces desafinadas de los padres y los cuidadores. Pero, esto no es necesariamente cierto. Claro, los niños a menudo están fascinados con la música que encuentran en YouTube, pero los niños pequeños no necesariamente absorben las palabras tanto como las imágenes que están viendo. Aprenden mejor de la interacción humana (Kuhl, Tsao, Liu, 2003).

Cantar canciones puede ser una excelente manera de enseñarle a tu hijo el español. Además, dependiendo del desarrollo de la comunicación de tu hijo, puede ser una excelente manera de alcanzar muchos objetivos de comunicación: interacción social, comprensión del lenguaje, mejora de la producción del habla y el sonido e incluso preparar a los niños para ser mejores lectores en el futuro (Kirk & Gillon, 2007). Las canciones infantiles pueden aumentar el vocabulario de tu hijo y, debido a la gran cantidad de repeticiones en los versículos, puede ayudarlos con la retención del vocabulario. Cuando comencé a trabajar en la intervención temprana, noté que algunos de los padres con los que trabajaba vacilaban al principio con la idea de cantar con sus hijos. Cuando sacaba un pequeño autobús para cantar sobre las ruedas del autobús, la reacción que recibí no siempre fue entusiasta. “A mi hijo no le gusta cantar”. “Las canciones no le interesan”. “A ella solo le gusta escuchar a YouTube.” Cuando comencé como una terapeuta sin mucha experiencia, creí lo que me dijeron y guardaba el pequeño autobús, optando por las burbujas en cambio, ya que siempre son un deleite del público. Pero, con algunos de los niños que parecían menos resistentes, persistí. Y aquí está lo que generalmente vi:

Los niños toman algún tiempo para habituarse a la canción. Rara vez en una primera sesión un niño se uniría y cantaría conmigo. Al principio, la mayoría de los niños me miraban con una mezcla de curiosidad y sospecha mientras cantaba y hacia los gestos de abrir y cerrar las manos ahuecadas para hacer una estrella titilante. Por lo general, los niños ni siquiera intentaron cantar hasta la sexta o séptima visita. Sin embargo, los padres me mencionaron que generalmente después de haber sido expuestos a la canción solo unas pocas veces, su hijo la tarareaba o decía algunas palabras después de que me fuera.

La repetición es clave. Si cantas una canción una o dos veces y tu niño no se una ni muestra interés no deseches la canción. Persiste. Canta la canción varias veces durante el día, mientras están en el carro, o discretamente mientras hacen fila en la tienda. Si tu hijo lo permite, ayúdelo a hacer los gestos con sus manitas mientras cantan juntos.

¡Despacito! Una queja que tengo sobre muchas canciones para niños que puedes comprar en el internet o escuchar en YouTube es que se cantan muy rápido. Tan rápido que los niños e incluso los adultos no pueden mantenerse al día. Te pierdes muchos de los beneficios de cantar. Disminuya la velocidad cuando estés cantando con tu hijo y busca canciones más lentas o reprodúcelas a una velocidad más lenta.

¡Usa gestos! Los gestos son geniales por varias razones: involucran a los niños pequeños activos, refuerzan el aprendizaje del vocabulario y, para los niños pequeños que todavía no hablan, pueden hacer gestos para dar seguimiento juntos con la música.

¡Atencion a la sensibilidad auditoria de algunos niños! Recuerda que algunos niños  tienen diferencias en el procesamiento sensorial, como algunos de nuestros niños en el espectro del autismo, y puede que no les guste la variación en el tono que ocurre cuando cantamos. Entonces, ¿qué podemos hacer en vez de cantar? Corear o hablar las palabras con un poco ritmo pero sin mucha variación de tono puede ser mejor para niños con sensibilidades a los sonidos. Y he escuchado esta misma recomendación de los terapeutas ocupacionales que conozco que trabajan en el procesamiento sensorial.

Por favor, comparte tus canciones favoritas a continuación, así como tu experiencia al traer las canciones de los niños para apoyar el desarrollo del lenguaje y el habla. Además, mira en mi futura tienda en línea un manual que publicaré con populares canciones para niños en inglés y español que incluye una variedad de estrategias para la selección de objetivos variados en el habla y el lenguaje.

¿Puede la exposición a dos idiomas perjudicar a mi hijo con trastorno de desarrollo?

Si quieres enseñarle a tu hijo que tiene un impedimento de lenguaje para hablar español e íngles pero no estás seguro que sea posible o quizá pudiera empeorar su desarrollo,  prepárate para buenas noticias! Aprender dos idiomas es posible y puede ser beneficioso para niños con trastornos de lenguaje. Esto es lo que la investigación está diciendo sobre aprender dos idiomas para nuestros hijos con impedimento de desarrollo incluso Sindrome de Downs, autismo, u otros trastornos de desarrollo.

Aprender dos idiomas no atrasará el desarrollo de lenguaje de tu hijo.

Enseñándole a tu hijo hablar español no atrasará su progreso aprendiendo el inglés. Las investigaciones han mostrado que aprender dos idiomas no seguirá atrasando el lenguaje de tu hijo y no causará confusión en tu hijo. A tu hijo le podrá ser difícil aprender lenguaje. Es por eso esperamos trabajar más atentamente con tu terapeuta de lenguaje y otras especialistas en la educación temprana de tu niño para saber la mejor manera para ella aprender el lenguaje. Aun cuando parece que el aprendizaje pueda ser difícil para ella, ella es muy capaz de aprender dos idiomas.  Casi todos los niños que pueden hablar un idioma son capaces de hablar dos. De hecho, hablar dos idiomas es muy beneficioso.

Ser bilingüe es beneficioso para el cerebro

Hay muchos beneficios para el cerebro de un niño bilingüe. Los niños bilingües han mostrado tener grandes habilidades con el lapso de atención y con la memoria.  Las investigaciones no han sido específicamente hechos con niños de impedimentos de lenguaje pero como muchos niños ya tienen dificultades en esta area es posible que al aprender dos idiomas, les provea otra manera de fortalecer sus habilidades de memoria y atención. Niños con impedimento de lenguaje pueden aumentar su conciencia de lenguaje, como trabaja el lenguaje, y comparar los sonidos de los dos idiomas al aprender dos idiomas.

Ser bilingüe es beneficioso socialmente para su hijo

El niño que habla el idioma de su familia y comunidad así como el idioma oficial del paìs tendrá más oportunidades para hablar, socializar, y sentirse incluido. Niños bilingües también muestran mejor entendimiento de las perspectivas de los demás, les estimula ver el punto de vista de otra persona.

Sí, es necesario un poco más de planificación por parte de todos los que trabajan con tu hijo.

Si tu hijo tiene un impedimento de lenguaje, debes considerar cómo le darás el refuerzo que necesita para aprender ambos idiomas. Algunos padres dan por sentado que su hijo sea bilingüe sólo por hablar con él durante su rutina diaria. Mientras que esto puede ser cierto para algunos niños, si tu hijo tiene necesidades especiales, él va a necesitar más oportunidades activas de aprender su lengua materna y la lengua oficial hablada fuera de casa.  Entonces, ¿qué puedes hacer para apoyar el aprendizaje de ambos idiomas?

Hacer: Enseñar a tu hijo tu idioma! No Hacer: Tener miedo que aprender dos idiomas será “malo” para él! Muchos padres con niños preguntan si deberían enseñarles español a sus hijos. La preocupación por enseñar un segundo idioma es especialmente cierto para los padres cuyos hijos han sido diagnosticados con un impedimento de lenguaje. Las investigaciones recientes afirman que muchos niños y niñas, independientemente de su diagnóstico, si se trata de un impedimento en el lenguaje por autismo o síndrome de Down, pueden hablar con la misma fluidez en dos idiomas que sus compañeros que hablan solo un idioma y tienen el mismo tipo de impedimento en el desarrollo. Por lo tanto, el primer paso en tomar para que tu hijo sea bilingüe es saber que por enseñarle un segundo idioma, no le vas a impedir aun más su desarrollo. De hecho, estarás dándole más oportunidades de hablar, porque será capaz de hablar en casa y en la comunidad.

Hacer: Utilizar situaciones de la vida real para enseñar su lengua de niño. No Hacer: Confiaren la tecnología o los juguetes! Esto es especialmente cierto para la tecnología y juguetes que se centran en la enseñanza de los colores y de los ABC. Piensa en el idioma que quieras aprender si se visita un país extranjero. Si estuvieras en Francia durante un mes, ¿quierías saber el alfabeto, colores y formas en francés o sería mejor aprender los nombres de sus favoritos de alimentos, actividades y cómo encontrar el baño? Siempre piensa sobre la enseñanza de lenguaje útil. Los estudios han demostrado que los bebés que son hablados en inglés pero expuestos a chino a través de la televisión son nada mejor “en sintonía” con chino. Decir, el cerebro del bebe no ha asignado a cualquiera de los sonidos chinos y no muestra reconocimiento de ellos. Los bebés aprenden a través de la interacción humana, período.

Hacer: Dar un modelo de frases completas para tu hijo en un idioma. No: Traducir constantemente de un idioma para el otro. Si eres uno de esos padres (o terapeutas) que quiere asegurarse de que su hijo esté aprendiendo ambos idiomas, toma algunas respiraciones profundas y házlo con calma. Traducir todo lo que dice de un idioma a otro no modela la comunicación de la vida real. No le permite a tu hijo el tiempo de absorber el lenguaje que está escuchando. Tiene que enseñar a tu hijo a la velocidad que puede aprender. Quizás pasar la mañana hablando de desayuno en español y luego pasar la cena hablando de comida en inglés. Puedes incluso hablar en ambos idiomas durante cada comida sin traducir constantemente. Un ejemplo de lo que debe evitar es al mirar un libro con su hijo, decir, “The house is big!” ¡La casa es grande! ”  Estás repitiendo todo en ambos idiomas. Esto no ha demostrado ser útil para el aprendizaje de dos idiomas. Lo importante es que el lenguaje tenga un significado en el momento y que esté utilizando un lenguaje que está en el nivel adecuado para tu hijo. Si no sabes lo que quiero decir con el nivel adecuado para tu hijo, habla con tu terapeuta del habla para averiguar cuáles deberían ser sus metas de habla y cómo ayudarle alcanzarlos.

Hacer: Utilizar los intereses de tu hijo para enseñarles! No Hacer Presionarte a ti mismo o a tu hijo

Dale a tu hijo oportunidades de usar el idioma de su hogar, rodeándolos con actividades, amigos y familiares que hablen su idioma natal. No presiones a ti mismo para que tu hijo aprenda. Esto creará una atmósfera de ansiedad y por lo que he visto nunca, la ansiedad nunca ha ayudado en el aprendizaje del lenguaje. Aprende estrategias de tu terapeuta del habla para ayudar a tu niño a entender y usar el lenguaje y luego usar estas estrategias en cualquier idioma que usted se sienta más cómodo hablando, o en ambos idiomas si te sientes cómodo hablando ambos.

Habla con tu terapeuta del habla y otros terapeutas que te estarán apoyando. Habla con los especialistas que trabajan con tu hijo acerca de tus objetivos de lenguaje para tu hijo. Cuanto más positivo sea el apoyo en tu comunidad, mejores serán los resultados.

 

 

 

 

 

Bilingüismo y Producción de Sonidos del Habla en Niños

En esta publicación quiero ayudarte con dos preguntas que los logopedas escuchamos a menudo:

¿Por qué mi hijo tiene dificultades para hablar con claridad? ¿Exponer a mi hijo a dos idiomas empeora su habla?

El desarrollo del sonido del habla comprende no sólo la pronunciación pero también la percepción del sonido. A veces el problema no es tanto el no poder producir el sonido sino que el cerebro aún no entiende el sistema de sonidos, y no puede diferenciar entre los distintos sonidos que existen. Una manera fácil de imaginar esto como adulto es pensar en aprender un nuevo idioma. Imagina cuando alguien intenta enseñarte a decir una palabra nueva en inglés. Te piden que digas la palabra, “thorough.”  Repites esa nueva palabra creyendo decirla correctamente, pero sacuden la cabeza y te dicen que lo intentes de nuevo. Quizás la pronunciaste un poquito raro, o tal vez la pronunciación ha sido totalmente equivocada. Lo que sucede es que tu cerebro no diferencia y procesa estos sonidos nuevos y únicos. Tu cerebro conoce los treinta o cuarenta sonidos que usas todos los días para producir palabras en tu idioma materno, pero diferentes idiomas pueden tener sistemas de sonido muy variados y si nuestros cerebros no estuvieron expuestos a estos sonidos tan diferentes como niños pequeños, es muy difícil darse cuenta de las sutilezas de estos sonidos. Esto hace que sea mucho más difícil producir la nueva palabra. No has procesado correctamente los distintos sonidos de esta palabra, así que hay muy pocas posibilidades de que tu cerebro indique a tu boca cómo colocar los dientes, la lengua y la mandíbula para producir estos sonidos desconocidos. El problema es no escuchar la palabra. La persona que te dice la palabra en un idioma extranjero podría incluso repetir o gritar, lo que sería grosero, y también inútil porque no importa qué tan fuerte hablen, a menos que tu cerebro distinga cómo ese sonido es diferente de otros sonidos que conoces y envíe las señales a su boca , mandibula, y lengua  para pronunciar la palabra con precisión.

Esta es la lucha que muchos niños tienen cuando tienen un trastorno fonológico. Es posible que no procesen correctamente los sonidos que escuchan y que no puedan reproducirlos. O pueden distinguir los sonidos pero tienen dificultad con la coordinación de sus bocas para producir estos sonidos. El logopeda es la persona ideal para determinar si los desafíos de su hijo con la producción del sonido del habla se deben a la dificultad para procesar los sonidos o la dificultad para coordinar la boca para producir los sonidos. Recuerde, sin embargo, que es normal que los niños pequeños produzcan errores en el habla según su edad e idioma(s).

¿Si mi hijo aprende dos idiomas, se retrasará su desarrollo del sonido del habla?

En una publicación anterior expliqué cómo el aprendizaje de dos idiomas no disminuye o interfiere con el desarrollo del habla, tenga el hijo un trastorno o no. Pero, ¿qué pasa con los sonidos del habla? Un estudio reciente de Gildersleeve-Neumann, Peña, Davis y Kester (2017) evaluó los sonidos del habla de niños de habla hispana que aprendían el inglés por primera vez al empezar el preescolar. Al final del año escolar, produjeron algunos sonidos difíciles en español antes de lo esperado, pero también comenzaron a tener algunos errores vocálicos (a,e,i,o,u) en español ya que el inglés comenzó a influir en su español, aunque la cantidad de errores fue muy pequeña. Entonces, sí, puedes esperar que los dos idiomas se influyan mutuamente a medida que se desarrollen sus sistemas de sonido. En los niños sin impedimentos del habla, el aprendizaje de dos idiomas diferentes da un impulso a su conocimiento del sonido del habla y destacan en algunas áreas del desarrollo del habla y la conciencia sonora. Un estudio demostró que los niños bilingües con mejores habilidades de lenguaje tenían un desarrollo del sonido más avanzado. La investigación nos muestra que el fortalecimiento de las habilidades del lenguaje en ambos idiomas conduce a mejores resultados y la investigación de Goldstein et. al (2010) sugiere que cuanto más fuertes sean las habilidades del lenguaje, más claro y más preciso será el desarrollo del sonido del habla.

No tenemos muchos estudios en esta área para niños con impedimentos del habla o del lenguaje y esperamos obtener más, pero hasta el momento, todavía no hay evidencia de que el aprendizaje de dos idiomas empeore un trastorno del habla. La producción de sonidos del lenguaje y el habla están más estrechamente vinculados de lo que algunas personas creen. He mencionado estudios en algunos de mis artículos anteriores, que muestran que al apoyar el idioma primario, el segundo idioma tendrá una mejor base para el desarrollo. E incluso si le hablan dos idiomas simultáneamente desde que nació, no hay evidencia de que deba quitar uno de esos idiomas si el niño comienza a tener dificultades con el desarrollo de la comunicación. Sin embargo, hay evidencia, que explicaré en una publicación futura, de que para que el niño mejore sus sonidos del habla en ambos idiomas, necesitará practicar ambos idiomas, no sólo uno.

Como recomendé en otras publicaciones, es importante considerar su motivación para exponer a su hijo a dos (o más) idiomas. Si exponer a su hijo a un idioma que no sea el idioma dominante de la comunidad es algo importante para usted, si ayuda a mantener los lazos familiares fuertes, si le permite comunicarse con su hijo en su idioma más fuerte, definitivamente puede valer la pena el esfuerzo en aprender el cómo y el por qué del desarrollo bilingüe.

La Lectura y Tu Hijo

Una manera efectiva para apoyar el desarrollo de lenguaje de tu niño es con la ayuda de la lectura. En esta página, contesto las preguntas frecuentes que tienen y darte ideas de cómo hacer la lectura agradable y efectivo con tu hijo chiquito.

¿Con cuál edad debería leer con mi hijo?

Puede empezar desde los primeros meses de vida. Hay que considerar que los niños chiquitos no pueden poner atención por mucho tiempo por lo que es posible que no atiendan la lectura desde el principio hasta el fin. No tienen que leer el libro palabra por palabra.

Para los bebes, no es necesario que el libro tenga una historia. Puede ser un libro que solo tenga imágenes pero que contenga algo que le interese como animales, carros, o monstros entre más sencillo mejor.

Lo bueno de usar libros para mejorar la comunicación es que aun si no están escritos en español,  podemos traducirlos y modificarlos de acuerdo con el entendimiento de tu hijo. Por ejemplo, si tu hijo todavía no habla mucho, o sea no habla en oraciones sencillas todavía y no sabe expresar sus deseos e ideas entonces es momento de ayudarlo con lecturas en las que se repitan las mismas palabras u oraciones.  Por ejemplo, si el libro cuenta una historia, tu puedes simplificar el cuento señalar los objetos principales en la pagina y hablar de lo que está pasando. No te olvides de hablar un poco mas despacio y en oraciones cortas y haz una pausa al final de cada oración para darle oportunidad a tu hijo de repetir la oración y asimilar las palabras.

Aquí hay consejos para escoger libros para tu niño chiquito (típicamente entre 1-3 años de edad)

  1. Que no esté saturado de imagines. Son preferibles los dibujos simples.
  2. Los dibujos deben ser de interés a su hijo, por ejemplo, animales, dinosaurios, carros, comida, etc.
  3. Evita libros que solo hablan de colores, números, y el alfabeto. Un niño chiquito con pocas palabras no necesita aprender este vocabulario todavía. Es mas útil que aprenda vocabulario funcional para su dia a dia.

Aquí hay consejos para incorporar más a menudo la lectura en tu hogar (típicamente entre 1-5 años)

  1. Compra libros en tiendas de segunda mano. Hay libros buenos y duraderos que no son caros de modo que si tu hijo derrama un plato de sopa de verduras en cima de la capa, nadie entrará en pánico.
  2. Enseña a tu hijo ser respetuoso y cuidadoso con los libros. Si tu hijo tira un libro al suelo, ayúdele a levantarlo con cuidado y recuerdale que, ¨los libros son especiales y los tratamos con mucho cuidado.¨
  3. Deje un libro en el carro al lado del asiento de tu hijo. Es posible que al principio no tenga mucho entusiasmo para leerlo pero si dejas libros regularmente al lado de tu asiento, puede interesarse en ellos, especialmente si no tiene un dispositivo electronico para entetenerse.

Aquí hay consejos por si traducen el libro de inglés al español

  1. Un ejercicio útil para leer a tu hijo pequeño es pegar etiquetas en la página ya sea debajo de la imagen o sobre las letras (en inglés.) Con la etiqueta, puedes reinterpretar la historia de manera que sea más simple y con el vocabulario adecuado para tu hijo.
  2. Si tu hijo tiene dificultades en comprender las palabras, trata de repetir las mismas palabras u oraciones durante la lectura. Por ejemplo, en el libro, La Oruga Muy Hambrienta, usa palabras de acción muy comunes y funcionales en el dia a dia de tu hijo tal como comer o dormir.
  3. Si tu niño es bilingüe, no es necesario que traduzcas el libro oración por oración de manera simultánea. Ya que el niño va a enfocarse en las diferencias de lo que escucha en lugar de comprender la idea global. Es mejor si lees el libro mejor en español y después, mas tarde, se lo lees en ingles.
  4. Consulta a tu terapeuta para que te asesore sobre las actividades y lecturas que puedes realizar con tu hijo. El terapeuta  te puede dar ideas sobre los libros más adecuados con los que puedes trabajar.

Los padres tienen la idea que deben estimular sus hijos con cosas muy llamativas como juegos en el tablet, música en el celular, y juegos que hacen muchas luces y sonidos. En realidad, lo más conveniente es alentar a los niños con actividades y objetos sencillos que estimulan su imaginación. Ese tipo de actividad aumentará su capacidad de poner atención. Las actividades en las que el niño comparte tiempo con otras personas ya sea sus padres u otros niños es el tiempo que mejor beneficia su desarrollo.  La clave está en la interacción entre los padres y el niño durante la lectura! Para más información, visita el website de colorincolorado.org.

 

 

Cómo Lograr Que Sus Hijos Hablen Español

Muchos padres se ponen frustrados cuando quieren que su hijo/a hable los dos idiomas pero demuestra interés por hablar solo en un idioma, el inglés. Es una cuestión de sociabilidad. Los niños miran la tele en inglés y hablan con sus hermanos mayores en inglés. Es importantísimo que le dé a su hijo la oportunidad de ser bilingüe. Ser bilingüe tiene muchos beneficios: ayuda con la atención, la socialización, y más tarde en la vida con oportunidades en el trabajo. No se olviden que aprender español no debe ser visto como algo dificil. !Cuanto más se divierta aprendiendo el español, más probable es que siga hablándolo!

Para los niños chiquitos de bebé a los tres año

  • Háblele tanto y tan a menudo que pueda. Háblele de cosas inmediatas (en su ambiente). Por ejemplo, cuando le está bañando, puede hablar del agua, de las partes de su cuerpo, del champú en su pelo, etc
  • Repetición. Los niños se aprenden de la repetición. Esto es muy importante para los niños con dificultades del aprendizaje. Durante su rutina diaria, repita las mismas frases, ¨vamos a comer papas. Mmmmm. Las papas son ricas. Esta papa es grande. Esta papa es chiquita.¨
  • Hable frases enteras en un idioma. Su niño probablemente va a cambiar de español para inglés diciendo cosas como, ¨Quiero cookie.¨ Es normal que los niños hagan esto. Puede contestarle, ¨Yes, its a cookie.¨ Ó, “Sí, es una galleta.¨
  • Cántele muchas veces al día! La música es buenísima para aprender el español!
  • Apague la televisión. Los bebés entre cero a dos años deben tener tiempo limitado viendo películas o t.v. Los niños que tienen entre dos y tres años de edad no deben tener más de una o dos horas al día. Los estudios han demostrado que los niños que ven más t.v. habla menos. ¿Por qué? Porque no obtienen la interacción de ida y vuelta que sucede con la gente. Por lo tanto, límite t.v. Incluso si las aplicaciones o t.v. son educativos.
  • Pero cuando se pone la tele, escojan más programas en español que en inglés. Detenga la televisión ocasionalmente para hablar de lo que su hijo está viendo y hacer comentarios. Esto hace que la observación de la t.v. sea un poco más interactivo y hay una mayor posibilidad de que su hijo va a aprender algo de los programas que están viendo.
  • Lea libros muy sencillos con su niño pequeño. Recuerde, los niños pequeños tienen atención muy limitada. Haga que la lectura del libro sea divertida. Si usted está leyendo acerca de los animales, gruñe como el oso, brinque como el canguro, se balancee como el mono.

Para los niños de los tres a los cinco años

  • Lea libros en español. Vayan a la biblioteca juntos para escoger libros de interés. En casa, léalos con expresión y humor. Evite hacerles muchas preguntas. Señala los dibujos y explíquele que son en vez de preguntarle que son. Enséñele y no le haga muchas preguntas.
  • Muestre a su niño imágenes o juguetes de los objetos que está cantando. Actúa los movimientos de las canciones.
  • Inscriba a su hijo en un buen preescolar bilingüe si es posible. Incluso mejor, un español sólo preescolar
  • Hable frases enteras en un idioma. Su niño probablemente va a cambiar de español para inglés diciendo cosas como, ¨Quiero cookie.¨ Es normal que los niños hagan esto. Puede contestarle, ¨Yes, its a cookie.¨ Ó, “Sí, es una galleta.¨
  • Vea películas y programas en español. Se puede alquilar videos de la biblioteca. Veanlos juntos con palomitas.
  • Consiga amigos hispanos! Eso le motivará a su hijo/a hablar con sus colegas en el español.
  • Lleve a su hijo a tiendas, restaurantes, etc. donde solo le hablan en español.
  • Jugar en español y designarlo como un tiempo especial. Designe este tiempo como La Hora de Español. Quizás se ponen un sombrero especial o una bufanda colorida para designar este tiempo como una hora específicamente para hablar en el español. Mientras juegan, si su hijo/a no le contesta en español, finja que no le entiende de una manera graciosa. Pero si realmente no quiere hablar en español, no insista demasiado ni se frustre. Trate de hacer que el aprendizaje del español sea divertido. Incluya juguetes, libros y actividades que sean interesantes para su hijo.
  • No se olviden de ser persistentes y pacientes con sus hijos. Y que sobre todo, ¡que se diviertan! No podemos obligar a un niño a aprender español. Todo lo que podemos hacer es ofrecer mucho estímulo y oportunidades para aprender. Si damos a un niño una buena razón para aprender español, es mucho más probable que se motive a sí mismo para hacerlo.

Haz un clic aqui para mas informacion de los beneficios de bilinguismo. Compartela con tu familia y amigos.